Financia a 5 años ¿Te llamamos?
(:
Pide
cita
online

Contacto


Avda. María Cristina 10 bajo y 12-2 
46001, Valencia, Spain

963 923 919   /   619 765 723

Lunes - Viernes 09:00 h. - 20:00 h.
Sábado 09:00 h. - 13:00 h.

Galería de fotos

También te puede interesar

Salud e higiene dental del bebé


Limpiarle la boquita a tu bebé es tan importante como bañarlo


Una buena higiene oral es lo más importante para evitar la caries y las enfermedades de las encías.

Cuanto antes empieces con la higiene bucal en tu bebé mejor.
Durante los primeros meses de vida, el bebé se encuentra en una fase oral pasiva y disfruta del masaje y manipulación de su boca.


a. Limpieza de encías

Comenzar la limpieza de las encías desde el nacimiento, una vez al día, aprovechando el momento del baño. Utiliza una gasa húmeda, la punta de un pañito limpio humedecido en agua o un dedal de silicona. 


b. Desde la aparición del primer diente de leche

Alrededor de los 6 meses de edad, hay que comenzar con la higiene bucal 2 veces al día, cuando se produzca la erupción del primer diente de leche. 

¿Cuándo?
Por la mañana y por la noche. 

¿Cómo?
Utiliza una gasa, la punta de un pañito limpio humedecido en agua o un dedal de silicona para limpiarle dientes, encías, lengua,cachetes y paladar. 


c. Niños de 1 año o más

Realiza la higiene bucal con un cepillo dental del tamaño de su boca. 
Si tu bebé no se despierta a comer durante la noche ni come dulces, puedes realizar el cepillado solo con agua. En caso contrario, debes usar pasta dental de 1000ppm de flúor en cantidad “granito de arroz”. 


d. Cuando le hayan salido las muelas

Pasar el hilo dental entre las zonas de contacto entre las muelas antes de dormir. Puedes usar un hilo dental con cera o si lo ves complicado, utiliza posicionadores de hilo (flossers). 


¿Qué medidas se deben tomar para prevenir la aparición de caries?

1. Higiene dental adecuada 

2. Medidas dietéticas 
  • Disminuir la frecuencia de la exposición a los azúcares (no es tan importante la cantidad, sino el número de veces que se ingiere)
  • Evitar alimentos que se peguen a los dientes (caramelos blandos, chicles...) ya que permanecen más tiempo en contacto con los dientes favoreciendo, aún más la aparición de caries.
  • En los lactantes, evitar el contacto prolongado de los dientes-encías con la tetina de los biberones, no dar biberones nocturnos o en la siesta; no endulzar chupetes con miel o sustancias azucaradas y no ofrecer zumos de frutas en el biberón.
  • Los alimentos más cariogénicos y por lo tanto a limitar su consumo serían: Frutas cocidas, en almíbar o enlatadas. Mermeladas y confituras. Pasteles, bollería, churros, turrones, chocolate, caramelos, chicles con azúcar, helados, miel.. Bebidas refrescantes, zumos no naturales, leche condensada, azucarada, chocolateada.

3. Fluoración 

Es la medida más eficaz. El flúor aumenta la resistencia del esmalte, remineraliza las lesiones incipientes y contrarresta la acción de los microorganismos responsables de la caries.     

      - Modos de administración:
  • Sistémico: es el que se ingiere. Básicamente actuará en los dientes en formación, aunque como se ingiere por la boca también tiene un cierto efecto tópico. La medida más eficaz sería la de la fluoración del agua de consumo, con ella se reduciría la incidencia de caries hasta en un 50%.
  • Local o tópico: es el que se aplica exclusivamente en los dientes y luego se expulsa (dentífricos, colutorios y por el odontólogo: geles, barnices).

4. Selladores

Aplicados por odontólogos, es la medida más eficaz para evitar caries de fositas y fisuras de las superficies oclusivas de los dientes que estén sanos o tengan caries incipientes.

Está indicado en los primeros molares permanentes que aparecen entre los 6-7 años y en los segundos molares permanentes que aparecen en torno a los 12 años. También aunque como prioridad secundaria, se sellarían los premolares definitivos en niños con alto riesgo de caries