Financia a 5 años ¿Te llamamos?
(:
Pide
cita
online

Contacto


Avda. María Cristina 10 bajo y 12-2 
46001, Valencia, Spain

963 923 919   /   619 765 723

Lunes - Viernes 09:00 h. - 19:00 h.


Galería de fotos

También te puede interesar

El chupete

¿Por qué los niños se chupan los dedos o chupan chupetes u otros objetos?

Este tipo de succión es completamente normal en bebés y niños hasta los 2 años de edad aprox.
Les proporciona seguridad. Para los niños pequeños es una manera de establecer contacto con lo que les rodea y de aprender.
De hecho, empiezan a chuparse el dedo incluso antes de nacer, cuando aun están dentro del vientre de la mamá.


Algunos consejos sobre el uso del chupete

  • Nunca mojes el chupete en miel u otro líquido azucarado. 
  • No cuelgues el chupete en la ropa de tu bebé; no es bueno que tu hijo lo tenga a su disposición en todo momento. 
  • Si utiliza el chupete para dormir, retíralo de su boca con suavidad una vez esté dormido, luego cierra sus labios. 
  • Los chupetes deben ser limpiados a diario, revisa las instrucciones de higiene que indica el fabricante. 
  • Elige el chupete de acuerdo a la edad de tu hijo. 
  • Los chupetes recomendados son los ortodóncicos y el material ideal es la silicona, y no el látex porque favorece una mayor retención de bacterias. 
  • Todo niño debe cesar el hábito de chupete o del dedo alrededor de los 18 meses, cómo máximo en su segundo cumpleaños, para lograr así reducir el riesgo de malas mordidas (maloclusión),  que pueden persistir hasta su dentición permanente. 
  • Los niños mayores de 3 años que siguen con un hábito oral y los niños que presentan una maloclusión dentaria (mala mordida) temprana, deben ser vistos por un odontopediatra o un ortodoncista para ofrecer a la familia la información necesaria acerca de las consecuencias del hábito y para determinar la necesidad de tratamiento a seguir, con el fin de evitar maloclusiones esqueléticas mayores. 


Vale la pena saber que...

  • Los bebés que son alimentados exclusivamente con pecho materno hasta los seis meses, son menos propensos a desarrollar hábitos de succión no nutritiva (chuparse el dedo y prolongar uso chupete).

  • La necesidad de chupar es diferente en cada niño y generalmente disminuye con la edad. Sin embargo el hábito de succión de dedo es más difícil de abandonar que el chupete.

  • Las secuelas de los hábitos de succión prolongada (más allá de los 2 años) se relacionan con maloclusiones (malas mordidas o una incorrecta relación entre el maxilar superior y la mandíbula) especialmente con la mordida abierta anterior y las mordidas cruzadas posteriores, siendo esta última más grave y permanente.

  • La maloclusión es una patología multifactorial, razón por la cual los efectos del hábito prolongado varían de acuerdo a la duración del hábito, frecuencia e intensidad del mismo, musculatura facial, predisposición genética.