Financia a 5 años ¿Te llamamos?
(:
Pide
cita
online

Miedo al dentista y Odontofobia


Consejos para los que tienen miedo... :)

Las clínicas más punteras han dado un giro en los últimos años: 
  • el clásico olor ha ido desapareciendo; 
  • los tratamientos son muy poco invasivos; 
  • las agujas, más finas y pequeñas; 
  • han incluido música relajante e incluso la opción de distraerse con un DVD o videojuego; 
  • los pacientes que lo requieran reciban sedación consciente. 

 Aún así, podemos ofrecerte algunos consejos para superar el miedo al dentista: 

    1-  Convierte la visita al dentista en un hábito. Solemos sentirnos seguros en las situaciones más rutinarias de nuestra vida, por lo que si incluimos las revisiones al dentista dentro de ellas nos resultará mucho más fácil afrontarlas. 

    2-  No retrases lo inevitable. Una de las asignaturas pendientes de los españoles es que, con demasiada frecuencia, acudimos al dentista tarde y cuando ya sentimos dolor, a pesar de que las visitas rutinarias de control evitarán los tratamientos con peor pronóstico y mayor coste. 

    3- Encuentra un dentista que te genere confianza. Busca un buen profesional que se comunique con un lenguaje sencillo, enfatice contigo y te haga sentir en un entorno de confianza. Háblale abiertamente de tu miedo para que pueda ayudarte a superarlo. 

    4- Pregunta a tu dentista por la sedación consciente. Esta técnica intravenosa no presenta efectos secundarios y es particularmente útil para los niños, las mujeres embarazadas, las personas mayores y discapacitadas. 

    5 - Utiliza algunos métodos para relajarte. Evita cualquier producto excitante y acuéstate temprano el día antes de ir a la consulta. Llega antes de la cita concertada para no añadir más estrés a la situación y, una vez en la sala de espera, respira profundamente, enfoca tu pensamiento hacia cosas agradables, escucha música, etcétera. 

Por último, si es necesario, puedes pedirle a tu dentista que te prescriba algún medicamento ansiolítico o relajante.


Pregunta por la sedación consciente

La sedación consciente (analgésica relativa) es la inhalación de una mezcla de oxígeno y oxido nitroso que ayuda en la reducción de la ansiedad, aprehesión o miedo de los pacientes en la consulta dental.

Con pacientes altamente ansiosos, se recomienda que la primera visita sea corta, incluso sin que después de la sedación se realice ningún tipo de tratamiento.
El objetivo de esta primera visita es familiarizar al paciente con esta técnica y determinar el porcentaje de óxido nitroso que es conveniente para realizar una sedación adecuada.




Homenaje a nuestros peques :)

¿Para quienes está indicada la sedación consciente?

La sedación por inhalación es especialmente útil en tratamientos con niños, con el objetivo final de mejorar su comportamiento.

Para ellos están pensados los inhaladores de color y perfumados. Muy ventajoso es el empleo de esta técnica en pacientes discapacitados, tanto física como mentalmente, o en aquellos enfermos que su utilización sea aconsejada para prevenir complicaciones.