Financia a 5 años ¿Te llamamos?
(:
Pide
cita
online

Trucos para una mejor comunicacion con niños

En muchas ocasiones hablar con ellos no es tarea fácil. 

Un día están más abiertos a contarnos sobre sus cosas y sentimientos, y al siguiente se cierran y no cuentan nada o muy poco. La mayoría de las veces esto es por cosas que hacemos los adultos sin darnos cuenta. Una mirada, un comentario o un gesto nuestro, puede hacer que el niño decida que en ese momento no es buena idea expresar lo que necesita expresar.

  1. Escucha con toda atención. Lo que un niño quiere contarte es de suma importancia para él. Si estás haciendo algo, dejalo y dedica unos minutos a escuchar al niño. Si lo que estás haciendo no puede dejarse de lado por un momento, dile al niño que ahora estás ocupado pero que si espera un rato, cuando termines con eso podrás prestarle toda la atención que necesita. Es importantísimo que cumplas esa promesa y asegúrate de que nada ni nadie os interrumpirá
  2. Mira al niño a los ojos cuando te habla y cuando le hablas El contacto visual es importantísimo.
  3. Si estáis en habitaciones diferentes y el niño quiere decirte algo o tu quieres decirle algo a él, no comencéis a gritar. Acércate hasta donde está él o pídele que se vaya hasta donde estás tu
  4. Si estáis de pie, siéntate a su lado o agáchate y ponte a su altura.
  5. Háblale con el mismo tono que usas para hablar con las demás personas. Los niños son muy perceptivos y si notan que cambias tu forma de hablar y tu tono cuando te diriges a ellos, notarán esa diferencia y pensarán que eres falso o de poco fiar.
  6. JAMÁS uses un tono condescendiente ni sarcástico al dirigirte a un niño.
  7. Usa lenguaje acorde a su edad, con palabras y estructuras que pueda seguir y entender fácilmente.
  8. Cuando te cuente sobre un problema o alguna situación difícil para él, escúchalo sin juzgarlo a él ni a las otras personas involucradas. Puedes decir cosas como ‘Entiendo que te sientas……..’ ‘Entiendo que todo esto pueda afectarte.’ ‘Creo que en tu lugar, yo también me sentiría así.’
  9. La mayoría de las veces que un niño habla sobre un problema o una situación difícil, NO lo hace para que el adulto se lo resuelva. Muchas veces, todo lo que necesita de tu parte es un silencio lleno de comprensión. Además, al hablar de sus problemas y expresar lo que siente, él mismo se empieza a aclarar y a encontrar posibles soluciones. Asi que no comiences a darle consejos si él no te los pide. En todo caso, puedes preguntarle ‘¿Quieres que pensemos juntos algunas soluciones posibles para resolver el problema?’
  10. Para demostrarle que lo estás escuchando con atención, puedes parafrasear algunas de las cosas que te va contando. Por ejemplo, si el niño dice ‘Estoy muy enfadado con Juan’, puedes decirle ‘Hay algo que te molesta mucho de Juan.’ También usa gestos, expresiones faciales y frases que acompañen lo que te está contando el niño.


Homenaje a nuestros peques :)